Sequía en el norte del estado pega fuerte a productores agropecuarios, no ha llovido en más de 2 meses

*Están a la esperan de declaratoria de desastre por sequía para acceder a recursos que mitiguen sus pérdidas: Quiróz Aran.

Irineo Pérez Melo u Productores agropecuarios de la zona norte de la entidad veracruzana están a la espera de la declaratoria de desastre por sequía para esta región que “les está pegando fuerte la contingencia meteorológica desde hace dos meses”, aseguró Joaquín Humberto Quiroz Aran, secretario general de Vanguardia Veracruzana (VV).

En entrevista, el dirigente campesino mencionó que los municipios de Tamiahua, Naranjos, Cerro Azul Tampico Alto, Ozuluama, Pueblo Viejo, Pánuco y toda esa parte baja de la Huasteca veracruzana, este problema es grave y se requiere de algún apoyo económico de manera directa “para que al menos contener un poco esta situación, ante la falta de infraestructura agropecuaria”.

Se está a la espera, dijo, de que los gobiernos federal y estatal generen infraestructura para la captación de agua en esta zona, para hacer frente a la contingencia meteorológica y evitar con ello mayores daños a la producción agropecuaria.

“Esta situación se planteó en la reunión del Consejo Veracruzano de Desarrollo Rural Sustentable (Covedrus), ver la posibilidad de que se haga el análisis de qué municipios pueden ser incorporados a la declaratoria de desastre por la sequía y contar con un recurso adicional para que los productores agropecuarios puedan hacer frente a este problema”, añadió.

Sobre todo, dijo, esto es urgente porque a cinco meses del presente año no ha habido la implementación de algún programa o algún apoyo, y los efectos de la sequía ya se resienten sobre todo en la agricultura y la ganadería, pues el agua es indispensable para todo y al carecer del recurso empieza la merma, sobre todo en el ganado, que la región norveracruzana es un alto productor, añadió.

Además, mencionó que de no contar con los apoyos requeridos a la brevedad posible, se podría enfrentar una crisis alimentaria, debido a que los cultivos de básicos en esa región se podrían perder.

“En estos momentos, aquellos productores con sus propios recursos hacen hasta lo imposible para captar un poco de agua a través de pipas y contenedores que alquilan para satisfacer la sed a sus animales y regar un poco sus cultivos, pero que resulta insuficiente, pues para ello se requiere contar con infraestructura para captar el vital elemento y no se hizo de manera oportuna”, subrayó.

Recordó que la administración estatal pasada, no dio la importancia debida a este tema y fueron pocas las ollas de agua que se construyeron, pero que éstas empezarán a dar sus frutos para el próximo ciclo agrícola, debido a que no ha llovido y éstas no se han llenado para satisfacer las necesidades de los productores agropecuarios.

Finalmente, dijo desconocer el número de productores afectados, tanto de ganado como agrícolas, pues son varios cultivos de maíz, jícama, sandía, frijol, los que están por perderse por la falta del vital líquido, de ahí la importancia de que el Covedrus logre esa declaratoria de desastre natural, porque de ahí se podría obtener un recurso para afrontar las pérdidas que pudieran tenerse por este problema.