Despojo de inmuebles con impunidad

El despojo de inmuebles es un modus Operandi de autoridades laborales del Registro Público de la Propiedad y notarios públicos coludidos para apropiarse de bienes inmuebles. La operación se realiza a través de un juicio laboral en el que la Junta de Conciliación y Arbitraje puede ordenar el embargo o la adjudicación de una propiedad, sin notificación del dueño legítimo.

 

Un reciente caso de una institución financiera que en 2015 otorgó un crédito a una empresa proveedora de Petróleos Mexicanos en Ciudad del Carmen, Campeche, en el que la compañía incumplió el pago, la entidad ejerció la garantía sobre una propiedad de 4 hectáreas frente a la playa de esa ciudad, en un predio ubicado en la carretera Carmen-Puerto Real. Al ejercer la acción judicial el 07 de junio de 2019, el Primer Juzgado de la Primera Instancia en Materia Civil del Segundo Distrito con sede en Ciudad del Carmen, con el número de expediente 491/15-2016 otorgó la orden para tomar la posesión del inmueble a favor de la institución financiera, quien resguardó el inmueble con personal especialista en vigilancia.

 

No obstante, el pasado 15 de junio, se presentaron sin orden de autoridad judicial alguna más de 40 personas, los que en forma violenta despojaron a la entidad financiera de la posesión del citado inmueble justificándose por una supuesta adjudicación decretada por la Junta Espacial No 1 de Conciliación y Arbitraje de Ciudad del Carmen, (Expediente 022/018)  pero nunca se llamó a juicio la parte perjudicada y ordenó, sin sustento alguno, la cancelación en el Registro Público de la Propiedad y la estructuración del inmueble, la que se realizó el pasado 20 de junio de 2019 en la Notaría No 12 de la misma ciudad.

 

Estas acciones se suman a otros despojos en la Península de Yucatán (Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Yucatán) que se han dado en los últimos años, y donde se presume existen alrededor de 20 mil expedientes relacionados al despojo, venta ilegal de bienes inmuebles y otros delitos vinculados con la propiedad de la tierra, pero que desgraciadamente pasaron al nivel de las investigaciones que están “empantanadas” por la complicidad de las autoridades locales,

 

¿Y el Estado de Derecho? Bien gracias.

 

****

 

Cada día son más los  colegas que cuestionan, con argumentos sólidos al presidente, como lo hizo la mañana del lunes en Cancún, la reportera María Cristina de la Cruz, quien con datos duros le demostró que es falso, como dijo Andrés Manuel, que hayan bajado los homicidios dolosos en el destino turístico más visitado del país, lo que motivó que en las redes sociales se fueran con todo, en su contra lo que puede provocar, que cualquier día de estos un periodista pueda ser agredido por el sólo hecho de haberlo cuestionado. Por cierto la respuesta de “no miento, no robo, no engaño”, poco a poco pierde credibilidad, pero el presidente no se da cuenta…Pronto habrá sorpresas sobre el móvil de los asesinatos de los dos estudiantes victimados, uno por por amigos del ex –novio de la novia y el otro por un sacerdote, que al parecer, no fue.