Una movilización contaminada

Es cierto la movilización Anti-AMLO reunió a miles de personas más que la realizada hace algunos meses cuando apenas iniciba el llamado gobierno de la Cuarta Transformación, sólo que en la ocasión anterior, fue más auténtica, porque la del domingo estuvo contaminada con. “figuras” que no gozan de una aceptación entre la población que se opone al actual gobierno, son cartuchos quemados o timoratos que sólo han medrado con los cargos públicos al amparo de los partidos políticos. Que tuvieron su oportunidad y que no hicieron nada.

 

La presencia de Vicente Fox, en franca decadencia, de Santiago Creel, del timorato que se ostenta como dirigente nacional del PAN, Marko, o más bien, Markito y de la priista, Beatriz Páges Rebollar, quien por cierto fue oradora en el mitin del Monumento a la Revolución no beneficia en nada a un movimiento que se dice de la sociedad civil, por el contrario lo contaminan.

 

Asistí a la movilización, no como participante, sino como reportero que siempre he sido y me puede dar cuenta que no existe un movimiento con un rumbo definido, mucho menos con una dirección que pueda coordinar las demandas en el futuro inmediato.

 

Con todo respeto y a reserva de verme misogino, no veo que tiene que hacer la señora Beatriz Páges Rebollar, ex -priista a la que su partido le dio todo, como dos diputaciones federales, las que no se ganó por la vía del voto, así como el patrocinio de la revista que le heredó su padre, la cual está por desaparecer, o al menos ya desapareción en el impreso. La señora Páges hizo un penoso papel como candidata del PRI al Senado por la Ciudad de México.

 

Escuhé a una de las oradoras que se quejaba de que los legisladores, senadores y diputados no ejercían su función de contrapeso al poder, en este caso al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Una verdad a medias porque los que han renunciado a ejercer esa función para contrarrestar al poder del presidente, son precisamente los partidos políticos, dos de ellos representados en la movilización.

 

Ni Marko Cortés ni “Alito Moreno Cárdenas han tenido las agallas para representar, a través de las organizaciones a su cargo, una verdadera oposición que cuestione y presente los posicionamientos en torno a la problemática nacional. Otros, como el PT y el Verde o el desaparecido PES se aliaron a Morena para gozar de los privilegios de ser una fracción parlamentaria.

 

Sólo hubo una propuesta que puede servir para ese contrapeso, la de integrar una poderosa red ciudadana para realizar movilizaciones en todo el país, pero sin un liderazgo legitimado será muy difícil que tenga éxito. Con cartuchos quemado no se llega a ningún lado.

 

*****

Pocos saben pero el senador michoacano, ahora moreno, Germán Martínez Cázares fue uno de los oepradores de los negocios en Pemex en donde se coordinaba con el director jurídico de la empresa, César Nava, durante el sexenio de Felipe Calderón…Por favor, ya no digan que se terminó la violencia porque cuando lo dicen de inmediato sucede una reacción violenta de la delincuencia organizada, pasó cuando Alfonso Durazo dijo que se había llegado a un punto de inflexión en el problema de la seguridad y ahora después de que el gobernador Miguel Ángel Riquelme aseguró que Coahuila era uno de los estados más seguros del país.

 

circuiocerrado@hotmail.com @HctorMoctezuma1.