Qué Graue no termina el segundo periodo

En la comunidad universitaria de la UNAM cada vez crece más la versión de que el doctor Enrique Graue, quien ganó la reelección como rector de la Máxima Casa de Estudios en una contienda en la que la Junta de Gobierno aceptó la maniobra del ofstalmólogo, quien integró la terna con universitarios afines a su proyecto que se prestaron a la simulación.

 

Graue tuvo el aval de Andrés Manuel López Obrador, utilizando la misma estrategia de su antecesor el doctor José Narro Robles, este tendiéndose como alfombra con Enrique Pela Nieto y el actual rector con el entonces presidente electo, pero pronto cayó de su gracia ante la incapacidad para enfrentar los probelmas por la violencia de género en los distintos planteles universitarios.

 

Es falso como han filtrado a las redes sociales algunos de sus colaboradores de que en el gobierno de la Cuarta Transformación hay personas interesadas en hacerle la vida pesada al rector, para tratar de acomodar a uno más afin al presidente Andrés Manuel López Obrador. Por lo pronto quien se menciona, John Mill Ackerman no cumple con los requisitos que marca la Ley Orgánica de la UNAM para ser rector.

 

El rector cree que el problema del paro en algunos planteles de la Escuela Nacional Prepartoria y Facultades de Ciudad Universitaria, es problema de comunicación y pronto echará de su equipo de trabajo a quien se encarga de esa área en la UNAM, la teoría del hilo.

 

Graue menospreció a las mujeres que protestan por la violencia en su contra en planteles y campus universitarios y, quienes conocen de conflictos universitarios saben que en cualquier Universidad de México los movimientos pueden prender de un momento a otro, por lo pronto por más llamados que ha hecho, las protesta sigue creciendo y seguramente en un área del gobierno no están de acuerdo en que la situación en la Máxima Casa de Estudios se deteriore al grado de que el paro se generalice con las consecuencias que eso pueda tener para el gobierno de la Cuarta Transformación.

 

+++++

En el PRI tienen identificados a los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo; de Oaxaca, Alejandro Murat y de Sinaloa, Qurino Ordaz como los más lambiscones con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Visita que hace a sus estados, no desaprovechan la oportunidad para tendérsele al tabasqueño… Y hablando de tasbasqueños, llegaron a puños a la Torre de Marina Nacional y edificios anexos para ocupar puestos de alto nivel, sin tener la preparación que se requiere para ser funcionario de una empresa que requiere de personas capacidadas en el manejo del engerético que produce y administra. Siempre en Pemex los jefes oriundos de un lugar de la provincia mexicana se despachan con la cuchara grande colocando a sus cuates en cargos con muy buenos sueldos y prestaciones…Sobre el caso que les comentéen mi anterior entrega, el del Alcoholímetro, me falto decir que cuando los policías cobraron los 5 mil pesos de mordida, dijeron a su víctima, “ahora sí partete la madre”.

 

circuitocerrado@hotmail.com @HctorMotezuma1