El presidente ignora a su gabinete

A la luz de los acontecimientos, luego de que los gobernadores panistas se reunieron esta semana en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le respodieron con un rotundo no, a la propuesta de adherirse al Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar, (INSABI), no queda más que pensar que el mandatario ignora a su gabinete y, en este caso a su Secretaria de Gobernación, doña Olga “Florero” Sánchez Cordero.

“Planchar” el es término coloquial que tradicionalmente se ha usado en la política mexicana y que no es otra cosa que el trabajo de diálogo y concenso que deben realizar los secretarios de estado para que el presidente llegue sólo a tomarse la foto y firmar un acuerdo, que este caso sería con los gobernadores de Acción Nacional.

El trabajo apriori debió realizarlo la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, o alguno de los subsecretarios, de manera que el acuerdo llegara a Palacio Nacional planchadito como se estila en las negociaciones, en las cámaras, para alcanzar el concenso sobre una inciativa que le interesa al ejecutivo.

El presidente no puede hacer todo, pero López Obrador, así lo quiere y no hay quien se lo impida. Lo mismo sucede en el manejo de la economía, él tiene su propia teoría económica, como en el de la seguridad, que la política del campo, el recorre el país, tira sus líneas y la mayoría de los gobernadores de dan el avión, no el presidencial, desde luego.

El presidente decidió no utilizar el avión presidencial y decidió que se venda, lo que resultó imposible, no escuchó a las voces que saben de aviones y el costo para el erario ha sido de grandes proporciones. Por eso quienes hablan de cambios en el gabinete, no saben que quienes llegue para incorporarse al equipo presidencial será ingonrados como López Obrador ignora a quienes escogió para que lo acompañaran, desde el primero de diciembre de 2018, en ese ambicioso proyecto llamado 4ª Transformación.

No una sino dos o tres veces he señalado en este espacio que quien estudió Administración Pública, como lo hizo en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM el tabasqueño, tienen muy claro que la delegación de funciones es fundamental para llevar aelante un buen gobierno, pero López Obrador, no piensa lo mismo.

Sólo nos falta que si nos llega el Coronavirus, el presiente haga a un lado al gabinete de salud y dicte las medidas para combatir el brote que ha causado, hasta ahora, más de 600 muertes en China.

*****

A quienes aseguran que rifar el avión presidencial por medio de “cachitos” de la Lotería Nacional, no es legal, el presidente les dio la respuesta en la mañanera de este viernes adecuaremos las leyes para que todo esté dentro de la legalidad y la aplanadora de Morena en la Cámara de Diputados está lista en San Lázaro para realizara las modificaciones para que el presidente se salga con la suya. ¿cómo la ve?.

circuitocerrado@hotmail.com