Con operativo de Movilidad Urbana se han desalojado  a más de mil vendedores informales de calles de Xalapa

*Se les quita la opción de trabajar y no se les ofrecen alternativas laborales al llevar a cabo esa acción.

*Hay insensibilidad y cerrazón al diálogo por parte de las autoridades municipales: Olga Morales.

Irineo Pérez Melo.- Como una agresión laboral fue considerada las acciones derivadas del Programa de Movilidad Urbana emprendida por el ayuntamiento de Xalapa y que ha motivado la reubicación de los vendedores informales de las principales calles de la capital veracruzana, afectando a más de mil de ellos, los cuales se quedaron sin alternativas de trabajo.

Esto  lo informó Olga Morales del Valle, secretaria general de la Federación Regional Xalapeña- CROC, quien dijo que han buscado dialogar con el alcalde Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, quien se ha mostrado totalmente insensible y se ha negado a negociar, “tal parece que somos sus enemigos, cuando lo único que estamos pidiendo es el derecho al trabajo”.

Acompañada de algunos dirigentes de comerciantes informales, mencionó que las acciones emprendidas en contra de los vendedores informales inicio hace un año, con el desalojo de sus agremiados de las calles de Pípila, Poeta Jesús Díaz, Mártires del 28 de Agosto, Ruiz Cortines, Francisco I. Madero, Chedraui Karam, Araucarias, Miguel Alemán, Ébano y Américas, entre otros, en donde sin avisarles les retiraron sus implementos de trabajo y mercancías, dejándolos en la quiebra total.

Además, dijo, se han emprendido acciones en contra de los Tianguis ubicados a un costado del Parque Deportivo Colón y en la Calle Gildardo Avilés, en este último, donde fueron reubicados luego de que se les negó seguir operando en las inmediaciones del Salón Bazar, con lo que se ven afectados a unos 500 comerciantes informales, y a partir de este domingo fueron notificados los que laboran en el Paseo de los Lagos.

Tan solo en el Tianguis de El Moral, el cual fue construido en la administración de Reynaldo Escobar Pérez, fue derribado para construir un centro comunitario, en donde muchos de los tianguistas que ahí fueron reubicados, con grandes esfuerzos construyeron sus locales y al desalojarlos, no tuvieron ninguna indemnización por ese hecho.

La dirigente obrera mencionó la inequidad con la que se conducen las autoridades municipales del ramo, ya que por un lado a los agremiados a las organizaciones de vendedores informales son desalojados de las calles citadinas, muchos grupos nuevos están creciendo bajo la protección oficial.

Por tal motivo, demandaron la intervención del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para que sea portavoz ante el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero y se siente en la mesa de las negociaciones, para encontrar una solución a este problema social que puede estallarle al edil xalapeño por su necedad de atacar a los grupos de comerciantes informales.

En ese tenor, rechazó que las organizaciones de la CROC sean los consentidos, como lo han pregonado dirigentes de otras organizaciones, “si fuéramos sus consentidos no estaríamos aquí manifestando nuestra inconformidad.

Finalmente, advirtió que de no tener una respuesta a las justas demandas de los agremiados, realizarían una movilización de vendedores informales, como la realizada al inicio de la actual administración municipal, que al final de cuentas orilló al alcalde a sentarse en la mesa de las negociaciones.