¡En la madre! ¡En los jóvenes!

Primero, Semana Santa; luego, Día del Niño; por ahí quizás el Día de la Santa Cruz; ahora, ¡el Día de la Madre! Sin duda, los golpes bajos a la economía de muchos comercios con sus diversas ramas, doblan a cualquiera… ¡imagine nada más el caso de los vendedores de flores! El 10 de Mayo era “su Agosto”. La pandemia no sólo causa estragos en la salud de los mexicanos y veracruzanos, sino también en sus bolsillos, y al menos en Xalapa, con el reforzamiento de medidas en las fechas próximas de lo que se considera el Pico de Contagios más fuerte del Covid-19, se habrá de resentir aún más esto… doloroso, sí; necesario, más.

En la Gaceta Municipal, el Ayuntamiento de Xalapa dio a conocer ayer las medidas extraordinarias a tomar en esta parte de la Fase 3 de la Emergencia Sanitaria donde igual vale la pena destacar otros puntos, como el que ahora, al menos en la Capital del Estado, “todas las personas que se encuentren en el espacio público del territorio municipal mantendrán cubierta la parte media inferior de la cara mediante el uso de cubrebocas, pañuelos, telas o cualquiera otro elemento que permita reducir la posibilidad de contagio del virus SAR-Cov2”.

Agregue que ahora sí se prohíbe a toda persona, sin excepción, “el ingreso a todos los parques públicos del Municipio”.

Aunque, se insiste, el golpe anímico más fuerte es el que concierne al Día de las Madres. Refiero “Anímico” porque si nos basamos a lo que estaba ya establecido dentro de las medidas de prevención en la Emergencia Sanitaria, debería estar en el escenario de cada comerciante, que nada iba a cambiar aunque fuera el 10 de Mayo.

Así, “con la finalidad de evitar aglomeraciones en espacios cerrados y abiertos por la conmemoración del Día de las Madres, se promueven las siguientes medidas:

* Se suspenden del ocho al diez de mayo, todas las actividades realizadas por los establecimientos comerciales relacionadas con la conmemoración del Día de las Madres en el municipio, incluyendo restaurantes y otros establecimientos de alimentos preparados, salvo en los casos de venta para llevar o servicio de entrega a domicilio; así como establecimientos de elaboración o venta de pasteles y repostería, permitiéndose exclusivamente el servicio de entrega a domicilio; estéticas y salones de belleza; establecimientos de venta de bebidas alcohólicas en envase cerrado o abierto; florerías.”

Pero si hay golpe a la economía, igual lo habrá en el sentimiento de muchos xalapeños y xalapeñas que cada diez de mayo, religiosamente, acuden al panteón a visitar a la Jefecita, pues igual se suspenden en el mismo lapso que el punto anterior, todas las actividades de los cementerios municipales, salvo en los casos de realización de trámites, inhumaciones y exhumaciones.

Aunque no lo crea, hay noticias buenas… si no en Xalapa, sí en Tlapacoyan. Si hay un sector muy criticado en estos momentos de pandemia, ha sido el de los jóvenes, que por unos cuantos, pagan todos, pero… hablemos de las cosas buenas… En Tlapacoyan, los jóvenes sacan la casta.

A mediados de marzo, Socorro Fernández, joven de 29 años, entró a un centro de abasto para hacer la despensa de ella y su hija… entonces, con el resto de su quincena, compró latas de atún, azúcar, aceite, sopas, frijol e hizo unas modestas despensas que fueron bien recibidas por vecinos y conocidos, algunos de la tercera edad o en condiciones económicas apretadas…

A sabiendas de que por un momento habría de ayudarles, se encontró con otro joven, Jesús Jarillo (30 años) y decidieron buscar el apoyo de empresarios, de altruistas, de más jóvenes que quisieran ayudar y encontraron eco, uno de ellos muy especial, el del Disc Jockey ChuchoMix, quien sumó a otros colegas del tablero en esta causa, como Dj Marcos, Dj Gabi, Dj Eddy Live.

Eventos musicales desde la azotea sin más costo que un kilo de ayuda… sin salir de casa, los jóvenes y no tanto, disfrutaron de luz y sonido…

Lo extraordinario es que ChuchoMix está allende el Río Bravo, pero como nativo de Tlapacoyan, es incapaz de olvidar sus raíces y si le es posible, apoya a su gente. Aunque no es el único caso, porque otros paisanos que están en Estados Unidos, han hecho donaciones para seguir ayudando a los más necesitados de este municipio. Gracias a La Prieta Figueroa, Pedro Vázquez y Xóchitl García.

Entre el dinamismo de los jóvenes y la transparencia de sus actos, empresarios de Tlapacoyan igual han hecho presencia apoyando a Socorro, Jesús y ChuchoMix en esta causa por los que atraviesan una situación complicada por la Cuarentena: Marco Guzmán (quien permitió poner un centro de acopio en su cafetería Los Faroles), Magdalena Boussart Cruz, Emilia Núñez, Pascual Zaragoza, entre otros.

Por supuesto, hay que resaltar que este inusual movimiento juvenil, además de no tener colores ni siglas, es netamente de la sociedad civil, de cada vecino de Tlapacoyan que brinda su corazón por el hermano que hoy lo necesita…  quizás por eso la confianza del DIF municipal de este lugar que unió esfuerzos con estos jóvenes que también cooperaron en el Comedor Comunitario que está atendiendo a población vulnerable…

Es cierto, en estos momentos, la pandemia puede sacar lo mejor de cada quien… ojalá se repliquen los jóvenes Socorro, Jesús y Chuchomix en el resto de la entidad.

 

smcainito@gmail.com