Por Veracruz, por MORENA ¡Unidad!

/Por: Esteban Ramírez Zepeta

Desde hace unos días se han publicado noticias sobre un supuesto divisionismo en Morena, ante lo cual quiero expresar que la esencia del partido es el respeto a la libertad de expresión y la participación ciudadana. Quienes militamos por convicción, hemos demostrado estar unidos como buenos compañeros en momentos difíciles, de constante lucha por la verdad, señalando y combatiendo la corrupción, con la ley en la mano.
Resistimos unidos ante un sistema gubernamental que quiso amedrentar nuestro esfuerzo por defender la democracia.
Morena se caracteriza por ser un partido maduro y congruente, en el que todos los días aprendemos a construir una nueva política, haciendo la diferencia entre el pasado que está lleno de complicidades para traicionar al pueblo y el futuro que construimos en el presente de forma legítima, con el apoyo ciudadano y la voluntad de erradicar las prácticas comunes de ambición por el poder económico y político.
Somos una nueva generación que hace de la política una herramienta para servir al pueblo y no servirse de él.
Ante la elección interna de la dirigencia estatal hemos coincidido varias personas en la aspiración de encabezar este gran movimiento, por lo que es un hecho que los integrantes del Comité Estatal de Morena en Veracruz deben guardar la distancia para garantizar un sano proceso interno, a fin de no ser juez y parte. Al realizarse reuniones con aspirantes a la dirigencia puede interpretarse de forma equivocada.
Tengo la fortuna de ser miembro fundador del partido Morena, y me siento orgulloso de crecer poco a poco en este camino, he recorrido todos los municipios del estado, realizando campañas a lo largo y ancho de Veracruz, tuve la oportunidad de brindar apoyo en elecciones del estado de Chiapas, presidente de Asambleas Constitutivas en los estados de Veracruz, Hidalgo y Puebla, delegado distrital, consejero estatal y congresista nacional.
Como militante compartí la lucha en las calles, con mujeres y hombres inquebrantables, defendiendo causas de los veracruzanos ante gobiernos dictatoriales, corruptos, así como los autoritarios de la derecha.
En estos años, dentro del movimiento conocí y reconozco a quienes hoy aspiran al mismo cargo que un servidor, sin duda alguna, todos podemos hacer un excelente papel al frente de nuestro instituto político, dado que somos personas de buena fe que tenemos el propósito de entregar nuestra vida, conocimiento y experiencia para consolidar la Cuarta Transformación que dirige el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con quien luchamos hombro con hombro.
Cuando empezamos la creación de este partido confiamos en el proyecto de una verdadera transformación social, para erradicar la corrupción y todas las malas prácticas de la política, por ello, decidimos ser parte de esta lucha que nos llevó al triunfo en el 2018, con un respaldo popular sin precedente.
Ahora debemos recuperar y fortalecer nuestra esencia como movimiento nacional, con los ideales de seguir luchando por el bienestar del pueblo, dejando a un lado las aspiraciones personales legítimas de cada uno en momentos de crisis, anteponiendo el interés social.
Así como los legisladores federales y locales, presidentes municipales y ediles siempre unidos, debemos hacer frente a la contingencia sanitaria, la que nos agobia en estos momentos y que nos reclama servir al pueblo de Veracruz y México. Su representación nos honra y enorgullece.
Seamos una sola voz para pedir que nuestras autoridades pongan el ejemplo, que no se olvide el porqué están ahí y cuál es el propósito de ser el partido más grande de México, y por lo que somos parte de la 4T, lo que es y será sin duda, una etapa histórica de México como la Independencia, Reforma y Revolución, la que dejará una huella de cambios verdaderos.
Que quede claro; por ser un partido que gobierna, no dejaremos de ser críticos y propositivos, de actuar y no sólo decir. Nuestro deber está con el pueblo, no con el poder.
Somos un partido que tenemos base y estructura, por eso nuestros dirigentes distritales deben seguir siendo quienes nos ayuden a mantener esa cercanía con los compañeros militantes, con todas y todos los promotores del cambio verdadero.
Debemos impedir que los adversarios que no quieren que Morena siga triunfando, regresen con prácticas corruptas a gobernar el estado y el país. Esos adversarios están afuera, no adentro. Evitemos que intereses externos dividan nuestra unidad interna.
Hoy sin duda alguna tenemos que estar dispuestos porque la unidad hace la fuerza, y en Morena Veracruz estamos convencidos de que el diálogo es un camino democrático, propicio para consolidarnos en el servicio, tal como lo establecen nuestros documentos básicos.
Mando un abrazo fraterno y virtual a todas y todos los militantes, a los que fuimos y somos activos fundadores del Movimiento Regeneración Nacional y a las nuevas generaciones que deben unirse y trabajar sin claudicar por preservar la democracia, justicia, libertad y paz.
¡Unidos venceremos!