Inspectores de DIAC violan límites territoriales y exigen dinero para dejar trabajar a comerciantes

  • En zona limítrofe con Emiliano Zapata se han convertido en el azote de ellos, levantándoles actas circunstanciadas, a pesar de que cuentan con sus permisos.Irineo Pérez Melo.- Violando los límites territoriales, inspectores del Departamento de Inspección y Atención Comercial (DIAC) del ayuntamiento de Xalapa se han convertido en el azote de los vendedores informales en colonias y fraccionamientos del municipio de Emiliano Zapata, ubicados en la zona limítrofe con Xalapa, incurriendo en actos de corrupción al pretender que paguen altas cantidades de dinero para dejarlos trabajar.

    Sin respetar, en algunos casos, que los comerciantes presentan su cédula de autorización emitida por las autoridades municipales del ramo de Emiliano Zapata, los empleados adscritos a la subdirección de Comercio de la Dirección de Desarrollo Económico de la comuna local, les levantan las actas circunstanciadas correspondientes y los instan a acudir a las oficinas del ramo en la capital del estado.

    A decir de los quejosos, que pidieron el anonimato, esta situación se padece en el Fraccionamiento Valle Real, ubicado atrás de la Central de Abastos, en donde los empleados municipales mencionados han hecho de las suyas y levantan actas circunstanciadas a las personas que realizan la actividad comercial en la vía pública.

    De este asunto, ya tiene conocimiento del titular Guilebaldo Víctor Flores Loman, quien solo se limitó a pedir que se le envié un escrito explicando el asunto y anexar una copia del acta circunstanciada y llevarla a las oficinas de dicha dependencia, ubicada en la Avenida Úrsulo Galván número 17, según él para “detectar qué inspectores son corruptos por aquella zona”.

    Esto fue cumplimentado en su oportunidad y les informó que dicho oficio había sido turnado al Jefe de Inspectores de dicha dependencia, pero que hasta el momento no se ha hecho nada sobre el particular, por el contrario, han arreciado sus acciones en contra de aquellos que han decidido abrir un negocio en sus viviendas.

    El caso más elocuente de la acción de los inspectores municipales, fue el de un vendedor de elotes y esquites a quien le confiscaron su mercancía y equipo (triciclo), y le pedían 5 mil pesos por dejarlo ir, por lo que optó por perderlo todo, porque no contaba con el dinero demandado.

    Además, en el citado fraccionamiento, otra persona ya ha sido visitado en dos ocasiones por estos elementos de la comuna local, en donde a pesar de indicarles que no tienen facultades para levantarles las actas circunstanciadas, por ser de otro municipio, esto no ha impedido que con palabras ofensivas, hayan tratado de clausurar su pequeño negocio.

    Anta la situación que enfrentan, los comerciantes de esta zona de Xalapa, aunque están ubicados en la jurisdicción de otro municipio, exigen se les aclare si son o no del municipio de Xalapa, porque algunos condóminos del fraccionamiento cumplen con sus obligaciones al fisco municipal de la capital del estado y otros al de Emiliano Zapata.

    Pero sobre todo, que capaciten a los inspectores, porque de acuerdo a la norma municipal, en primer lugar se les debe apercibir a regularizar su situación y posteriormente las sanciones a que haya lugar, porque con la postura que adoptan, dejan entrever que lo que quieren es que se les “unte la mano” para no levantarles el acta circunstanciada.

    Finalmente, pidieron al alcalde Hipólito Rodríguez Herrero poner mayor atención a esta situación, para evitar una situación que pudiera derivar en un hecho lamentable, dado la prepotencia con que se conducen los citados empleados municipales.