Xalapa, Veracruz; México 19 de Septiembre. de 2018       Visitas: 1,186,475   Hits: 14,741,335
Manuel Rosete Chávez
Apuntes
"Pepe Mancha y Monserrat, son peores que Duarte y Karime" Fidel

"Pepe Mancha y Monserrat, son peores que Duarte y Karime" Fidel

 

Conclusión, luego colisión 

 

Este miércoles terminaron las campañas electorales, atípicas porque apelaron al cansancio del electorado, en todos los sentidos.

Pocas fueron respetuosas y propositivas. Precisamente con el lema “Yo me ocupo”, el candidato a gobernador por el PRI-PVEM, Pepe Yunes, mantuvo un acento dispuesto a trabajar con la idea de darle rumbo al estado que permeó mejor en el ánimo del electorado.

En contraparte, nada memorable hay que rescatar de la campaña frentista ahogada en banderitas y mítines multitudinarios que terminaron por desaparecer al de por sí Chiquito candidato quien en la parte discursiva no pudo con el peso de defender la indefendible incapacidad gubernamental, representada por su padre. Inseguridad rampante, pobreza y desempleo acrecentados en estos 18 meses de gobierno, no son buena bandera electoral para candidato alguno, menos para el hijo del propio mandatario.

La fuerza política de Morena, que ha encontrado un rápido arraigo en el estado, ha permitido que el mismo candidato de hace dos años, consolide una ventaja competitiva frente al candidato del oficialismo estatal, al que él mismo llamó “el bodoque del gobernador”.

Después de la conclusión de la época electoral viene la colisión postelectoral. Ante un escenario como el que se advierte, lo previsible serán los berrinches que vengan después del 1 de julio. Hasta el miércoles, en los cierres  se vio que el PRI seguirá siendo la fuerza política con vocación y experiencia de poder, determinante para mantener la unidad y paz social. 

 

Pepe Mancha, más competente que Duarte

 

Una investigación realizada por el periodista Miguel Ángel León Carmona, del portal La Silla Rota, revela que José de Jesús Mancha Alarcón, presidente en Veracruz del Partido Acción Nacional (PAN), recibió a través de cinco empresas contratos por 70 millones 86 mil 914 pesos de distintas instancias de gobierno, los cuales corresponden a licitaciones de obras públicas y convenios publicitarios en los ejercicios fiscales 2017 y 2018. 

La Silla Rota comprobó, mediante documentos oficiales, que el líder partidista, quien propuso como candidato del PAN a gobernador a Miguel Ángel Yunes Linares y a su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, en 2018, empleó como prestanombres a su madre, Cristina Sergia Alarcón Pérez, y a su esposa, Monserrat Ortega Ruiz. 

La familia Mancha conformó las sociedades mercantiles: Multiservicios El Elemento S.A. de C.V., Biodiversidad del Golfo S.A. de C.V., Izal Inmobiliaria S.A. de C.V., E Innovadora en Medios S.A. de C.V., y Multimedios E Periodísticos S.A. de C.V. Las cinco domiciliadas en Xalapa, Veracruz. 

A diferencia de lo sucedido en el gobierno priista de Javier Duarte (2010-2016), hoy preso en el Reclusorio Norte por lavado de dinero y delincuencia organizada, José Mancha no denominó como dueños o socios de sus empresas a personas de escasos recursos, pero sí a familiares de su esposa, Monserrat Ortega, y a colaborares suyos, incluido su chofer, Jesús Enrique Rivera Ávila, representante legal de dos negocios periodísticos.

Las empresas ligadas al panista ganaron un total de nueve licitaciones con tres dependencias del gobierno estatal: Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), de Desarrollo Social (Sedesol) y de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP); con el Congreso de Veracruz; y con la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Algunas de esas licitaciones se otorgaron vía adjudicación directa y otras por invitación, cuyos procesos de selección estuvieron marcados por actos de simulación en los que las compañías del mismo dueño “compitieron” entre sí.

El monto total de esos contratos -70 millones 86 mil 914 pesos- supera el gasto tope de campaña de los 30 candidatos del PAN a diputados locales, que es de 65 millones 799 mil 529 pesos, y equivale a 12 veces lo asignado a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas (CEEAIV) en el Presupuesto de Egresos del gobierno del Estado de Veracruz para el ejercicio fiscal 2018, de 5 millones 900 mil pesos. 

Estos son los miembros del “gobierno del cambio”, que quieren seguir en el poder “pésele a quien le pese”.

 

Julen, el cínico


Con  respecto a lo anterior, el extitular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), Julen Rementería del Puerto, hoy candidato al Senado de la República, donde busca fuero, negó que exista tráfico de influencias en la asignación de contratos de obra a las empresas propiedad de José de Jesús Mancha Alarcón (¿desde cuándo es constructor este ex empleado del ayuntamiento de Tuxpan?), dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), pues está legalmente constituida, forma parte del padrón de proveedores, y participó en los procesos de licitación de la dependencia estatal.

Lástima que los constructores veracruzanos le tienen pánico al gobernante y no abren la boca ni para reclamar los pagos que les tienen retenidos, desde la administración de Javier Duarte, de otra manera ya estuvieran protestando ante este escándalo de corrupción (otro) que el panismo en el poder ejecuta para echarse millones y millones de pesos a la bolsa.

Pero, además de justificar, Julen Rementería defiende al dirigente panista. Dice que Mancha Alarcón estaba en su derecho de crear una empresa para participar en la asignación de contratos. Entonces, las constructoras dónde quedan, los hombres en el poder reparten el pastel como ellos quieren, se favorecen seguramente al recibir moches y ¡viva la corrupción!... Duarte es un chamaco de pecho al lado de estos bandidos.

Rementería reconoce que lo hecho por administraciones anteriores genera especulación y duda en la asignación de dos obras a la empresa Iza Inmobiliaria, pero destacó que los trabajos se realizaron y fueron concluidos en tiempo y forma en Naranjal y Uxpanapa.

“La verdad es que no hay absolutamente nada irregular, por su puesto nada ilegal, lo que hay es la contratación de una empresa que cumple con las leyes de México y las leyes de Veracruz, está registrada en el padrón de contratistas, participa en una licitación pública, que es valorada por un comité técnico de obras, en el que participa la iniciativa privada, que la hace de árbitro y determina quién participa y quién no”.

 

Reflexión

 

Hay ilusión entre los seguidores del TRI por el juego de la Selección el lunes contra Brasil y en el PRI también tienen ganas de festejar ese día, el triunfo en la elección. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas