Xalapa, Veracruz; México 21 de Enero. de 2019       Visitas: 1,263,788   Hits: 15,489,738
Iván Calderón
Perfilando.

Las pruebas de Cazarín

* Los magistrados del PRI

* Américo no puede ser magistrado

Por Iván Calderón

  Será este jueves cuando el titular de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, esté sorteando posiblemente su primera prueba de fuego en la LXV legislatura, la cual es la remoción del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

  Sin embargo, esta acción no le será para nada difícil, ya que el escarnio sembrado públicamente contra Winckler, le estará facilitando su labor para conseguir los votos necesarios entre los parlamentarios y demostrar así su liderazgo.

  Con lo anterior, Cazarín tratará de ofrecer en bandeja de plata la posición de la Fiscalía General al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quién seguramente tratará de imponer a un aliado natural en este organismo autónomo.

  Y así en tiempos de la cuarta transformación en Veracruz, todos felices y contentos.

  Pero el líder de la bancada de MORENA también tendrá otra difícil prueba. Tal vez más complicada, quizá más dificultosa que la de un juicio político, y nos referimos a que se tiene que evitar que personajes plenamente identificados como operadores electorales del PRI queden como magistrados dentro del Poder Judicial del Estado.

  En efecto, con mucha paciencia y conciencia Gómez Cazarin, José Manuel Pozos Castro y los diputados responsables de seleccionar a los nuevos magistrados, tendrán que analizar si es necesario el gran costo político negativo que su bancada obtendrá al apoyar los nombres de Américo Zúñiga Martínez, Tomás Carrillo, Marcelo Montiel, y Silvio Lagos Galindo para que queden considerados en las propuestas.

  Y es que los diferentes sectores de la sociedad no verán para nada bien que reconocidísimos priistas sean incluidos en las listas para las magistraturas. Y lo peor, terminen apoyados por una inmensa mayoría de MORENA en el Congreso Local.

  Consumándose así “sin querer queriendo” una alianza del PRIMOR.

  Es más, hasta postulantes e integrantes del poder judicial con cierto recelo ven como ex funcionarios tricolores y hasta un ex líder estatal del partido rojo, ahora sin posibilidad alguna de incrustarse en la administración pública traten de buscar cobijo en el PJEV sin ni siquiera en algunos casos saber leer una sentencia.

  Triste caso.

  POR CIERTO, nos cuentan que Américo Zúñiga se estaría quedando como “el canino de las dos tortas” ya que se encuentra impedido para aspirar a la magistratura, según indica el artículo 58 de la constitución veracruzana.

  “No podrán ser magistrados las personas que hayan ocupado el cargo del Secretario del Despacho o su equivalente, Fiscal General del Estado, Senador, Diputado Local o Federal ni Presidente Municipal, durante el año previo al día de su nombramiento”.

  Y Zúñiga cumplirá un año hasta el 31 de diciembre y lo peor, Américo bajo protesta de decir verdad dice “que reúne con todos los requisitos”.

  Vaya abogado.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com