Xalapa, Veracruz; México 15 de Noviembre. de 2018       Visitas: 1,220,185   Hits: 15,076,971
Álvaro Belin Andrade
Hora libre
Con Yunes, gasto excesivo sin vigilancia del Congreso

Con Yunes, gasto excesivo sin vigilancia del Congreso

 

Miguel Ángel Yunes Linares dijo este martes que su administración ha pasado de un gobierno opaco “a un Gobierno absolutamente transparente”. Absolutamente falso. Lo dijo, claro, ante sus cuates del comité de transparencia del proceso de entrega-recepción, pero el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) lo ha señalado de manipular, a través del Congreso local, sus presupuestos de ingresos, caracterizados por la simulación y la discrecionalidad, pues están basados en estimaciones de ingresos irrisorias que permiten gastar cientos de miles de millones de pesos  sin rendir cuentas a nadie.

El IMCO analiza los comportamientos de los 32 gobiernos estatales, En conjunto, en 2017 recaudaron 319 mil 753 millones de pesos más de lo que contemplaron en sus presupuestos y gastaron 295 mil millones adicionales, a modo de “cheques en blanco”.

Y señala que los gobiernos estatales derrochan el dinero extra de manera discrecional en los llamados “gastos burocráticos”, pero también para la compra de espacios de publicidad oficial, en viáticos o ceremonias, lo que no genera reacción alguna por parte de los diputados locales que, en teoría, aprueban y vigilan la tesorería de los estados.

El mecanismo es usual tanto en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) federal como en los gobiernos estatales: elaboran sus presupuestos para el año entrante con base en una cantidad de ingresos muy inferior a la que realidad llegará.

El año pasado, la SHCP obtuvo 8% más de lo que anunció a los diputados, pero en el caso de los estados, el excedente representó 18% adicional a los presupuestos.

Según el informe del IMCO, en algunos estados, las subestimaciones en los ingresos resultaron absurdas.

El primer lugar se lo llevó el gobierno de Quintana Roo, dirigido por el expriista Carlos Joaquín González, que subestimó en 79% sus ingresos en 2017.

En segundo lugar, ¡oh, sorpresa!, fue el de Miguel Ángel Yunes Linares, en Veracruz, que lo subestimó en 42%, mientras que los gobiernos de Nuevo León, Aguascalientes, Durango, Hidalgo y Guerrero subestimaron sus ingresos en alrededor de 30%.

Aunque en materia de gasto no menciona a Veracruz, pone como ejemplo lo realizado por el gobierno quintanarroense, que realizó un sobreejercicio de 87%. La administración de Carlos Joaquín González (expriista y ganador del cargo con el PAN, como Yunes) manejó dos presupuestos: el formal, que le fue aprobado por los diputados, y el que obtuvo de los remanentes del presupuesto.

El veredicto es crítico: “Las entidades subestiman sus ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan por arriba de lo planeado”, y establece: “La falta de acción por parte de los congresos locales es una muestra de que no son un contrapeso real para los gobernadores y sus secretarios de finanzas”.

 

Las benditas redes sociales

 

“El pasado 1 de septiembre Jesus Ramírez Cuevas reiteró que las oficinas de prensa no desaparecerán y dijo además que por ley es imposible. Pero ahora Andrés Manuel López Obrador afirma que sí desaparecerán. Desde luego, se equivoca el próximo mandatario, pero ahora el problema mayor es que casi diario se contradice para desconcierto de su equipo e incertidumbre de los mercados. En México, cada vez se prefigura más que tenemos un serio problema. Muy serio”. Marco Levario Turcott  

 

Presupuestos estatales, discrecionales

 

El caso de Veracruz ha sido difícil. Sin comentar lo ocurrido en el gobierno de Javier Duarte, pues el registro del IMCO es desde 2017, en el que está por terminar el 30 de noviembre presenta graves inconsistencias, sobre todo desde que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares obtuvo del Congreso estatal manga ancha para manejar a discreción el presupuesto sin necesidad de pedir autorización y, prácticamente, sin estar obligado a informar de las medidas.

Ello echa por tierra el alegato de la transparencia que este martes se aventó con sus cuates del comité “ciudadano” para entrega-recepción.

El IMCO plantea que los estados deben reducir la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos públicos, estableciendo controles a las modificaciones presupuestales de los poderes ejecutivos estatales que limiten el aumento desproporcionado de su gasto administrativo.

Recomienda que “si un Gobierno estatal requiere modificar su gasto para alguna partida en más del 15% debe tener la aprobación del Congreso local”.

Es decir, debe haber mayor participación de los congresos locales en la aprobación y supervisión del ejercicio del gasto, para cumplir con su función de contrapeso, lo cual ha sido prácticamente imposible en Veracruz, con un congreso que ha actuado de manera facciosa.

 

En Veracruz, sobreejercicio sin vigilancia del Congreso

 

Según el Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2018, elaborado por el IMCO, aunque la calificación lograda por el gobierno veracruzano supera el promedio nacional (58.7) al ubicarse en 76.4, observa la tendencia general de presupuestar muy bajo y luego gastar a manos llenas.

Los datos son reveladores. Para este año se presupuestaron ingresos estimados en 102 mil millones de pesos, sin embargo, se estima que hubo una recaudación de 145 mil millones, un 42 por ciento más, con excedentes de 43 mil millones.

En el rubro de gasto, se estimó originalmente en 102 mil millones de pesos, pero se habrían ejercido 142 mil millones de pesos, una cantidad 39 por ciento mayor a lo previsto, con un gasto adicional de 40 mil millones, lo que dejaría en el aire 3 mil millones que faltarían por ejercer. De estos ingresos excedentes, 29 mil 200 millones de pesos corresponden a deuda adicional.

¿En qué se gastaron los enormes excedentes registrados?

Gasto burocrático: El gobierno estatal gastó 12 por ciento más de lo aprobado, pese a que el reiterado discurso de Miguel Ángel Yunes Linares fue que abatiría el enorme déficit en gasto corriente.

Comunicación social: Gastó 262 por ciento más de lo aprobado, pese a que en su permanente pleito ranchero con la prensa había reiterado que no gastaría un quinto en convenios publicitarios, lo que hace suponer que en pago de campañas en redes sociales e Internet (tanto de su gobierno como de su candidato a gobernador y de su partido), así como en publicaciones en medios nacionales, se fue de la mano.

Ceremonias oficiales: Gastó 132 por ciento más de lo aprobado.

Infraestructura: Castigó este rubro importante para el desarrollo de Veracruz con un recorte de 58 por ciento respecto a los recursos originalmente aprobados.

Eso sí, el señor Yunes se llena la boca con discursos de honestidad y transparencia durante sus aciagos dos años al frente del Ejecutivo de Veracruz.

 

¡Ahí te hablan, Silvia Alejandre!

 

Este miércoles 17 de octubre, si no tiene nada mejor que hacer, Silvia Alejandre Pardo, próxima Secretaria de Cultura del gobierno de Morena, podría asistir al segundo conversatorio que organiza el Observatorio Cultural Ciudadano, en esta ocasión en la Librería Mar Adentro, ubicada en la calle Esteban Morales 524, del Centro Histórico de Veracruz, a las 19:30 horas, con el tema Patrimonios Culturales de Veracruz.

El primero de estos conversatorios, realizado en Córdoba, se lo perdió pues acudió a Tlacotalpan, donde el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez la presentó como futura integrante de su gabinete, pero este próximo bien podría servirle para conocer otras voces, en el entendido de que la diversidad cultural se construye con el diálogo.

En él participarán Lorena Acosta Vázquez, Sara E. Sanz Molina y Porfirio Castro Cruz, quienes serán moderados por Emilio Cuevas Tejeda, y tiene como propósito hacer un balance del estado general que guardan los diversos patrimonios culturales de Veracruz y plantear algunas de las acciones que se requieren para su preservación y salvaguarda, y que habrán de ser desarrolladas por el gobierno estatal entrante, en una coyuntura histórica especial por la conmemoración de los 500 años de la fundación de Veracruz. 

La doctora Sara Elizabeth Sanz Molina es porteña, con licenciatura en Arquitectura, igual que Alejandre, aunque por la Universidad Cristóbal Colón y un doctorado en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Cataluña, donde presentó la tesis de doctorado: “Tres Fortificaciones en Nueva España: Estudio Arquitectónico Constructivo”, en 2002; además, cursó estudios de doctorado en Arquitectura de Antonio Gaudí, en la misma Universidad; en marzo de 2011 se integró al Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH Veracruz  como titular del Museo Fuerte de San Juan de Ulúa.

Lorena Acosta Vázquez es antropóloga social egresada de la Universidad Veracruzana con estudios en Etnomusicología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, y de Gestión del Patrimonio Cultural Inmaterial  UNESCO/Centro Luciocosta Brasil; tiene trayectoria como promotora cultural e investigadora de la Dirección General de Culturas Populares del Conaculta, donde fue investigadora y coordinadora de diversos proyectos como Diagnóstico Sociocultural de la Sierra de Zongolica (1987-1989), Migraciones Rurales Campesinas a la Ciudad de Xalapa (1990-1991), La Alimentación Tradicional entre los Nahuas de Zongolica (1991-1992), Agricultura Tradicional entre los Nahuas de la Sierra de Zongolica  en coordinación con el Centro Regional Oriente de la Universidad Autónoma de Chapingo y  la Universidad Pedagógica Veracruzana (1992-1994).Es impulsora de la regionalización cultural del Barlovento veracruzano, así como de Voces del Mar y el Viento, Encuentro Cultural del Barlovento, 2015. 2016 y 2017 celebrado en Punta Delgada, municipio de Alto Lucero.

Porfirio Castro Cruz tiene la licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Cristóbal Colón, y diplomado en Periodismo Cultural; Gestión y Promoción Cultural; es experto en Políticas Culturales y Gestión Cultural, fue director del Centro Veracruzano de las Artes Hugo Argüelles y de la Casa Museo Agustín Lara, en el Instituto Veracruzano de la Cultura; y más tarde, el primer titular del Centro de las Artes de Querétaro, para posteriormente ser Director de Divulgación del Instituto Nacional de Antropología e Historia en el país, cargo que ocupó hasta 2017, y preside la Red Ciudadana Protectores del Patrimonio Cultural Veracruz. Actualmente, es editor de libros de arte y patrimonio cultural, consultor de proyectos culturales y artísticos, así como integrante del sistema de instructores de la Dirección de Capacitación Cultural de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República.

Le hará bien acudir a la próxima responsable de cultura del gobierno estatal que encabezará Cuitláhuac García.

                                   

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter: @AlvaroBelinA | http://formato7.com/author/abelin/