Xalapa, Veracruz; México 16 de Julio. de 2018       Visitas: 1,146,852   Hits: 14,330,735
Manuel Rosete Chávez
Apuntes
Dos años de pesadilla

APUNTES

Manuel Rosete Chávez

 

“Los delitos que le imputan al ex Fiscal

Bravo Contreras deben de comprobarse”

Hipólito Reyes Larios

 

Dos años de pesadilla

 

Hace dos años, los veracruzanos en edad de votar ansiábamos que llegara el día de la elección para gobernador porque la situación de violencia en la que nos encontrábamos (a merced de la delincuencia organizada), el rezago social de doce años de desgobierno,y el saqueo que los miembros de la pandilla de Fidel Herrera y Javier Duarte habían cometido en contra de los veracruzanos hacía necesario un castigo en las urnas para obligar a un cambio.

Miguel Ángel Yunes Linares, quien se había apoderado de las franquicia del PAN en Veracruz, ondeando la bandera de la lucha contra todo lo malo que nos estaba pasando, se presentaba por segunda ocasión como candidato al gobierno de Veracruz; en el primerintento le había ganado precisamente Javier Duarte de Ochoa, pero ahora su arribo al poder se hacía inevitable; el candidato del PRI, su primo el Senador Héctor Yunes Landa, había quedado en la completa indefensión, la ira de los votantes veracruzanos superaba cualquier posibilidad de asimilar que Héctor o el morenista Cuitláhuac García Jiménez pudieran meter en la cárcel a los pillos y se hiciera justicia ante tanto abuso y tragedia en la que nos debatíamos.

Javier Duarte había promovido una reforma a nuestra Constitución, con la venia del presidente Enrique Peña, para homologar los procesos electorales, de manera que ordenó a su Congreso modificar un periodo de gobierno, el que seguía, a solo dos años. Cuando este reportero le preguntó al gobernante para qué tal medida, la respuesta fue contundente: porque en una gubernatura tan corta Miguel Ángel Yunes Linares no le entra, se requiere mucho dinero para invertir en una campaña y no lo va a recuperar en solo dos años, por eso. O sea, que la concurrencia electoral llevaba destinatario.

Duarte y su pandilla confiaban plenamente en la suerte que les había acompañado esos años, desde que llegaron sin ser nada ni nadie de la mano de su jefe y maestro Fidel Herrera Beltrán, quien solo los enseñó a robar y a usar el poder en su beneficio personal. El proyecto de Fidel era permanecer cuatro sexenios en el poder con sus muchachos y logró solo doce. Al gordo Javier le salieron contingencias que no tenía contempladas ni pudo controlar por falta de carácter y experiencia: una esposa como Karime, voraz, perversa y sin llenadera; un grupo de colaboradores que Fidel le dejó sembrados, quienes tenían relaciones estrechas con jefes de peligrosas bandas delictivas, y otro grupito de conocidos de Duarte de los tiempos de la escuela quienes, convocados por Karime, hicieron acto de presencia para participar en el saqueo.

Duarte, un joven sin experiencia dentro de la administración pública, irresponsable, con inclinaciones muy fuertes al consumo de alcohol, dicharachero y ocurrente, gracias a lo cual cayó en gracia de Enrique Peña, hizo un gobierno de desorden, sin proyecto, sin sentido, sin idea de lo que era gobernar y con esa actitud provocó tantos problemas que los veracruzanos queríamos lincharlo.

Vino el voto del enojo en contra del PRI, que había encumbrado a tantos chacales y pillos, y habiendo candidatos de la talla de un Armando Méndez de la Luz, por ejemplo, nadie quiso ver hacia el futuro, lo importante era castigar ¡ya! a los corruptos, a los criminales, a los que nos habían hecho tanto daño, dando la oportunidad a un político con carácter que se comprometía en cada discurso a acabar con nuestros males, capitalizando, como lo hace López Obrador a nivel nacional, el descontento ciudadano.

Hoy entendemos porqué Yunes Linares decidió entrar a la contienda para una gubernatura de dos años: de ninguna manera lo hizo con un afán de servir a sus paisanos para acabar con los corruptos, meterlos en la cárcel y quitarles lo que nos robaron para reintegrarlo a las arcas, tampoco para poner orden y acabar con la delincuencia que se había asentado en Veracruz y que tantas vidas ha costado, no, Yunes Linares hizo un proyecto de cuando menos catorce años de permanencia en el poder, dos él, seis su hijo Miguel Ángel y otros seis su otro hijo, Fernando. Apenas ganó la gubernatura de dos años y se puso a trabajar en ese perverso proyecto valiéndole un nabo las promesas que hizo en campaña y con las que engañó a los veracruzanos que votamos por él.

Al gobernante lo único que le interesa es heredar el cargo a su hijo y seguir ejerciendo, a su manera, el poder.

La gran pregunta que nos hacemos muchos paisanos es: ¿le dará su capital político para tanto? Los veracruzanos estamos peor que hace dos años en contra de un gobierno irresponsable, que ha dejado nuestra seguridad a merced de las bandas de la delincuencia organizado que se han multiplicado, más que cuando Duarte desgobernaba, empobrecidos, con un desempleo galopante, viviendo en la incertidumbre y la represión oficial, viendo con indignación cómo se invierten los recursos públicos en la campaña del hijo del gobernante y cómo se destinan los dineros que son de nosotros para la compra de votos, en lo que es la segunda vuelta de una pesadilla corregida y aumentada que ya nos tocó padecer.

Un voto razonado, sereno, maduro, que se otorgue a favor de quien realmente puede sacar al estado del hoyo en que se encuentra, por su vocación de servicio, por su probada honestidad, por sus planteamientos serios sustentados en la experiencia, es lo único que nos puede ayudar a mejorar nuestras lamentables condiciones de vida.

Hay que estar pendientes del debate del viernes, ahí nos daremos cuenta quién es quién en este juego. No podemos ser el hazmerreír de México, no podemos dejar de pensar en el futuro de las generaciones que vienen detrás, no podemos, por mezquindad e indolencia, heredar este estado con un proyecto patriarcal que solo busca satisfacer apetitos insanos.

 

Dantesco diagnóstico

 

Durante la presentación de su plan de seguridad para Veracruz, el candidato a Gobernador Pepe Yunes exhibió un diagnóstico de la situación actual de Veracruz. “Es el quinto estado en homicidios dolosos. Se efectuaron mil 641 durante 2017, un aumento del 30 por ciento según el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Es el segundo estado con más feminicidios, tiene ya dos Alertas de Género declaradas, se incrementó 24 por ciento con 72 mujeres que por el solo hecho de serlo, fueron violentadas y asesinadas”, refirió.

“Es el segundo estado con más secuestros: 172 en 2017, año en el que incrementó 21 por ciento. Es el quinto estado con más extorsiones: 424 en 2017, incrementó 120 por ciento. Es el primer estado en robo de ganado. El abigeato le cuesta sólo a la zona norte 240 millones de pesos; en la zona sur, más de 10 mil cabezas de ganado en sólo 663 denuncias”.

Vaya panorama el que tenemos con un gobierno preocupado por mantenerse en el poder otros seis años valiéndole gorro el baño de sangre que se registra a lo largo y ancho del estado.

 

Anaya, un mitómano pervertido

 

Muy buenas las entrevistas que han presentado a través de Milenio Televisión con los aspirantes a la Presidencia de la República. Antenoche vimos la de Ricardo Anaya y lo exhibieron como un mentiroso compulsivo que,por momentos, perdió el control de sí mismo y se mostró muy molesto con los cuestionamientos.

En buena parte de la entrevista, Anaya repitió la argumentación a favor del gobierno de coalición y la viabilidad de la alianza entre el PAN, PRD y MC, y afirmó que Acción Nacional “no es un partido de derecha sino (…) un partido humanista, con enfoque demócrata cristiano”. Por segunda vez, Anaya evitó dar nombres de futuros integrantes de su gabinete, y explicó con amplitud su propuesta de ingreso básico universal que “ya existe en Guanajuato y no sólo en la Ciudad de México”.

Los dos momentos más bochornosos para el candidato panista fue cuando la conductora Azucena Uresti le preguntó cuál considera una de sus “cartas de presentación” en su trayectoria política y a cuánto ascendía su ingreso mensual.

En el primer caso, el político queretano mencionó el diseño y la ejecución de “todo el programa de transporte rural” en Querétaro, pero en Twitter varios usuarios cuestionaron la existencia de ese mismo programa y sus logros, aunque Micaela Rubio escribió que Anaya diseñó ese programa “cuando tenía 24 años y lo ejecutó siendo el responsable de la política social de Querétaro”.

En el caso de su ingreso, Anaya mencionó: “tengo una página en donde están desglosados mis ingresos como presidente de mi partido, los de mi esposa, los de las rentas de mi propia esposa”.

“¿Cuánto es eso? Díganos ahora”, insistió la periodista Azucena Uresti.

“Entre mi esposa y yo como 400 (mil) al mes”, admitió finalmente Anaya.

Qué jodidos andan estos que se quieren hacer del poder presidencial sin conocer el país al que quieren gobernar, tal como lo demostró Ricardo Anaya cuando le preguntaron cuántos municipios hay en el país y no supo contestar.

 

REFLEXIÓN

 

Resulta muy extraño que la tarde del pasado viernes el ex Fiscal del Estado Luis Ángel Bravo Contreras, en compañía de un amigo nuestro, abogado xalapeño, comió en un restaurante de la Plaza Américas, de donde se retiraron después de las seis de la tarde. Y al día siguiente, al finalizar la reunión 70 del Grupo de Coordinación Veracruz, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares informó que el pasado viernes 11 de mayo, la Fiscalía General del Estado de Veracruz había girado orden de aprehensión en contra del ex Fiscal General. O sea, la Fiscalía tuvo en sus manos la orden de aprehensión  el día en que Luis Ángel andaba muy despreocupado paseando en Xalapa, no la hicieron efectiva hasta que el gobernador, en un acto espectacular anunció su existencia (electorera) y se les peló, ahora ofrecen cinco millones de pesos como recompensa cuando posiblemente hasta lo tengan arraigado, listo para ser presentado. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mxformatosiete@gmail.comwww.formato7.com/columnistas