Xalapa, Veracruz; México 20 de Octubre. de 2017       Visitas: 978,383   Hits: 13,074,055
Brenda Caballero
Números Rojos
Niñas Extraordinarias

Niñas Extraordinarias

Brenda Caballero

 

“A su edad, no escribía cuentos; me gustaban las matemáticas”, les digo a las siete niñas que están sentadas a la mesa y que participaron en los Concursos Historias de Niñas Extraordinarias 1 y 2  que promovió el Instituto Municipal de las Mujeres en Xalapa que preside Yadira Hidalgo González.

Muy puntuales y sentadas a la mesa, levantan la mano para hablar u opinar. Cuentan que entre sus cuentos favoritos están el Oso Cansado, que asistieron a la Feria del Libro, que en su casa tienen muchos libros, una de ellas dice que 600 ó 700, y lo principal: que leen mucho.

Niñas que imaginan, viven, observan, leen libros, escriben cuentos, dan su opinión sobre diversas situaciones en las que vivimos y sobre todo nos dan recomendaciones. Así son ellas.

·         Carolina Sixto Jiménez. 7 años

Es la más pequeña y empezó a escribir porque tiene un cuento que le gusta mucho. Su primer cuento lo llamó: “La biblioteca de Caro” y lo escribió porque quiere que todos los niños aprendan a leer. Su segundo cuento lo tituló: “Camila y los Animales” y lo escribió porque no le gusta el maltrato animal. Recordó el maltrato que viven los toros cuando les entierran las banderillas. Su animal favorito es el delfín, aunque por el momento no tiene mascota. Nos dice que le gustaría que no maltrataran a los animales porque ellos no nos están haciendo nada.

·         Natalia Shirel Narváez Cadena. 9 años

Ella dice que al escribir expresa sus sentimientos. Su primer cuento que escribió se llamó: “La niña de las manos mágicas”; y el segundo cuento lo tituló: “La niña de las manos mágicas y una voz extraordinaria” que es la continuación del primero. Cuando los escribió, se expresó a sí misma, pues le gusta mucho tocar el piano y los instrumentos, además de que canta. Nos dice que le gustaría que las niñas leyeran y escribieran para expresar sus sentimientos.

·         Avryl Castelán Martínez. 11 años

Recuerda que su papá le escribía cuentos y lo hacía para que no se le olvidara por si quería que se los volviera a contar. Una vez, él estaba muy cansado, así que le dijo que ella le contara un cuento a él, así empezó a escribir. Cuando ella escribe se expresa, pone lo que piensa, lo que sabe y lo que le enseñan. Participó en las dos emisiones del concurso, la primera vez con el cuento “Dened: El Planeta de las niñas extraordinarias” y el segundo “Generosidad sin Género”.

Avryl cuenta que su papá siempre le ha enseñado que nos debemos tratar con equidad en vez de igualdad, porque la equidad es tener el equilibrio entre todas las personas.

Tiene muchas mascotas y en su segundo cuento narra cómo una perrita y un gatito se llevaban muy bien. Considera que los animales siempre se llevan bien, sin importar el género o la especie que sea, en cambio las personas a veces no nos tratamos bien, no nos tratamos con generosidad.

A ella le gustaría que las niñas participaran en estos concursos, pues la experiencia de escribir es muy bonita y satisfactoria, además de que los niños leyeran un poco más.

·         Diana Laura Osorio Vélez . 11 años

Diana dice que conoce muchos casos de maltrato y discriminación hacia las mujeres. Esta es la principal razón por la que escribió el cuento de “¡Ya no más!”

Ella quisiera que los niños lean más y de esta forma se motiven a escribir, así como que ya no haya más maltrato contra la mujer, y que los hombres no las discriminen por el hecho de serlo.

·         Tamara López Cervantes. 9 años

Cuenta que escribe desde chiquita. A los siete años escribió “La gotita y el arco iris”. Recuerda que su mamá le escribía cuentos y tenía que leerlos.

Después de que fue una de las ganadoras del concurso, algunas personas le dicen que siga escribiendo y que ojalá de grande sea escritora, aunque ella también quiere ser músico. Su escritor favorito es su papá que escribe obras de teatro. Su cuento “Ani, la niña que cuidaba la naturaleza”, lo hizo porque ha visto mucha contaminación en Veracruz. Ella quisiera que todos los niños y las niñas lean (incluso ha ayudado a leer a su primo)  y escriban para que sientan la emoción de hacerlo.

·         Aisha Lyra Jalil Ávila. 9 años

Le gusta escribir porque al hacerlo, expresa sus sentimientos; también lo hace para que otras personas lean historias que les agraden y se diviertan. Aisha reconoce que hay varios escritores buenos como el que hizo “El Principito” o “Harry Potter”, aunque éste último no le agradó tanto.

Su cuento lo llamó “Navegando” y lo escribió porque a ella y a su mamá les gusta navegar y porque les gusta mucho la naturaleza. Busca una vida amigable con la naturaleza, usar energías renovables o usando las tres erres. En su casa quiere hacer composta, pero aún no se han dado las condiciones para hacerlo. Aisha y su mamá tienen muchas plantas porque les gustan mucho y espera que cuando tenga su propia casa, tenga un gran jardín. Su flor favorita son las suculentas, pues casi no se ven, pero cuando se ven son muy bonitas… también le gustan los tulipanes.

Ella le dice a todas las niñas y los niños que escriban cuando tengan inspiración, pues si no la tienen no les saldrá un buen cuento. Sugiere que busquen alguna convocatoria de un concurso, no importa que no ganen sino que se diviertan y que sientan lo que es escribir un libro.

·         Angelina Cruz Morfin. 10 años

Cuando escribo digo lo que siento y lo que sé, dice Angelina. Recuerda que cuando era chiquita su mama le leía cuentos y ella decía “¡qué bonitos cuentos con finales felices!” Al conocer la convocatoria del concurso, ella se quiso inscribir para que las personas vean lo que valen las mujeres y por el día de la niña. Sus cuentos: “La Princesa Vengadora”  trata de una niña a la cual molestaban sus primos porque era pequeña y no podía hacer cosas grandes, pero un día se enfrentó a unos monstruos y les ganó. Su segundo cuento es “Bondad sobre ruedas” y trata de una niña que se quiere meter a un concurso en patines, ella tiene una amiga Alana que es “diferente” pues tiene una silla de ruedas. Ella les pide a los niños que no juzguen a las personas como las ven, que se acerquen a ellas y que sean sus amigos, porque si se ponen en su lugar, sabrán lo que se siente cuando a ellos les hagan cosas.

¿Quiere conocer otras niñas extraordinarias? Le invito a leer la compilación de cuentos que realizó Sheyla Fuertes Lara en dos libros que puede adquirir en el Instituto Municipal de las Mujeres en Xalapa, Veracruz, seguramente quedará maravillada con todo lo que estas niñas quieren decirnos.

 

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC