Xalapa, Veracruz; México 13 de Diciembre. de 2018       Visitas: 1,237,576   Hits: 15,229,804
Manuel Rosete Chávez
Apuntes
Pérez Villarreal, un buen alcalde

“Se acabará el espionaje, los guaruras,

las caravanas, la represión y el dispendio”

Eric Cisneros Burgos

 

Pérez Villarreal, un buen alcalde

 

En el penúltimo año de su administración como gobernador sustituto de Veracruz, a Dante Delgado Rannauro le tocó conducir, como primer priista de Veracruz, el proceso electoral municipal; los alcaldes que habían entrado en 1988, dejarían el cargo en el 91 y Dante terminaría en el 92 su mandato.

Previsor como fue siempre el político cordobés, que en el pasado proceso enloqueció, puso el ojo para suceder en el cargo de alcalde xalapeño a Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, en un empresario ejemplar, honesto, con liderazgo natural, quien a fuerza de trabajo había logrado consolidar un negocio que daba empleo a docenas de trabajadores y permitía a su familia llevar una vida decorosa, nada del otro mundo, simplemente disfrutar de los resultados del esfuerzo de un hombre trabajador.

Conocimos a don Ernesto Pérez Villarreal a través de un padrino nuestro, don Roberto Castizo Fernández, gerente de la Sociedad Cooperativa de Camioneros del Servicio Urbano de Xalapa. S.C.L, porque su llantera surtía a la única empresa del transporte público que había en Xalapa, de la cual nuestro padre fue fundador, el inolvidable Vicente Rosete Rocha, “El Chato”, y perdón que hable de cuestiones personales en este espacio, que es de ustedes, pero considero que es necesario para dar fuerza al comentario.

Don Ernesto, con su característica bonhomía, aceptó financiar un equipo de béisbol que formamos con hijos de trabajadores del transporte urbano y trabajadores mecánicos de los talleres de esa empresa. El día del estreno de los uniformes, estuvo don Ernesto en uno de los campos de San Bruno, presenciando la vergonzosa paliza que nos dieron, eso sí, luciendo flamantes uniformes de paño, no corrientitos, como peloteros de las grandes ligas… A don Roberto Castizo, que no sabía dónde meter la cara de vergüenza, no le quedó de otra que sacar a relucir uno de tantos dichos que hay en el béisbol: “ni modo, Ernesto, el que estrena pierde”. Don Ernesto, que era un hombre respetuoso, solo recomendó: “mira, Roberto, si van a seguir jugando, ponles un entrenador que les enseñe qué en esto, conmigo cuentan”.

Vino con Martín Pérez, el xalapeño que jugo de catcher con el equipo de béisbol profesional Chileros de Xalapa y otros de la triple A, y nos enseñó, ¡a güevo!,a jugar ese deporte tan fregón que es el béisbol.

Cuando disputamos en el campo deportivo Colón, el santuario del béisbol hasta entonces, una final con el equipo “Materialistas Sánchez”, mi padrino Castizo invitó a don Ernesto a presenciar el encuentro que afortunadamente ganamos y el comentario de nuestro patrocinador fue: “ya ves Roberto que no eran tan pendejos”.

 

Yo, su jefe de prensa

 

Pasa el tiempo y cada que iba al negocio de don Ernesto, o lo encontraba supervisando personalmente el trabajo de su personal o yo entraba a saludarlo.

Un día nos llama el gobernador Dante Delgado y nos pide apoyar a don Ernesto, quien acababa de ser nombrado presidente de la Junta de Mejoramiento Moral, Cívico y Material de Xalapa. “Mira, Manuel, todos los recursos del programa Solidaridad para los municipios los vamos a canalizar a través de un hombre honesto, trabajador, honrado como es Ernesto Pérez Villarreal, necesito que lo ayudes a difundir la obra que va a realizar porque será única en la historia de Xalapa”.

Nos presentamos al día siguiente  Ángel Montero (reportero gráfico) y yo con don Ernesto, quien nos recibió con un “qué bueno, chato, que me ayudes en esto, ya me habló Dante y a chambear que para eso nos pusieron”.

Sobra decir que con don Ernesto Pérez Villarreal en Xalapa se pavimentó el mayor número de calles, con banquetas, guarniciones y luminarias, que si alguien trabajó desinteresadamente en favor de los capitalinos fue él, que cuando le sugeríamos el tema de la presidencia municipal nos mandaba lejos. Hombre discreto, respetuoso pero amante de Xalapa, lugar al que llegó, donde conoció a su esposa con la que procreó tres hijos, que le permitió trabajar y progresar y de estar a punto (claro que lo deseaba) de ser presidente municipal de Xalapa, lo que no pudo lograr por una diferencia que sostuvo con        quien en ese tiempo era cacique de esta zona, con quien don Ernesto sostuvo una diferencia durante una cena en la casa de la familia Fernández…

Para quien esto escribe fue muy lamentable: Ernesto Pérez Villareal hubiera sidouno de los mejores alcaldes de Xalapa. Nos consta.

 

Apretón de huevos a Yunes

 

La primera noticia que tuvimos la mañana de ayer fue la que nos mandó la compañera periodista Fanny Yépez: rueda de prensa a las ocho de la mañana en la entrada de las instalaciones del Congreso local. Raro, a esa hora una rueda de prensa tras la amenaza de que en la sesión de ayer se impondrían, como lo hicieron con el corrupto, rata y cómplice de Duarte, Marcos Even Torres, como Fiscal Anticorrupción, de doce nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia. Pues, no. Y como fue.

Los integrantes de la bancada de Morena decidieron tomar las instalaciones del Congreso a fin de evitar la imposición.  Algunos amigos nos comentaron: eso va a valer madres, los diputados gatos de Yunes habilitan cualquier recinto y nos la dejan caer. Pero no, a las pocas horas, a través de sus medios de comunicación, el gobernador convocó a rueda de prensa para echar marcha atrás al proyecto de imponer, ahora a sus propios magistrados.

Yunes Linares informó, en su rueda de prensa, que no enviará su propuesta al Congreso local para la designación de los doce magistrados faltantes en el Poder Judicial y lo dejará para que sea el próximo gobernador Cuitláhuac García Jiménez quien los designe.

No obstante, reprobó que los diputados de Morena hubieran bloqueado las instalaciones en el Congreso local, pues dijo que eso se llama autoritarismo y ruptura del orden democrático. Y es que dijo que esas son actitudes que se han visto en el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, o en otros gobiernos autoritarios. Jajaja.

“Es un tema muy grave, es un muy mal augurio, quiere decir que la casa donde se deben debatir las ideas, está tomados por diputados de Morena y de golpeadores, personas que tienen antecedentes delictivos (…) Están encadenando las libertades en Veracruz”. Aceptó que ya tenía una lista de doce jueces, seis hombres y seis mujeres, que enviaría al Congreso local, pero al existir la posibilidad de aprobarse en la Diputación Permanente pero no ser ratificados por el pleno del Congreso, decidió no presentarlo. “Si no fueran ratificados les causaríamos un perjuicio”, señaló al tiempo en que aceptó que además serían “estigmatizados”. Pues, claro, como todos los que han participado en su gobierno, muchos de los cuales ahora son morenistas y tratan de colarse a como dé lugar… Ahí luego le pasamos al góber vengador una lista de traidores para que vea qué tipo de personajes lo rodeaban.

 

REFLEXIÓN

 

Así sería el tamaño de apretón que le dieron a Yunes que de inmediato suspendió la imposición de sus incondicionales. Qué rápido se fueron estos dos años. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mxformatosiete@gmail.com wwwformato7.com/columnistas