Xalapa, Veracruz; México 17 de Octubre. de 2018       Visitas: 1,203,647   Hits: 14,910,346
Wenceslao Vargas Márquez
Colaboración Especial
Un finalista para la SEV

Un finalista para la SEV

Wenceslao Vargas Márquez

Poco a poco el nuevo gobierno veracruzano muestra sus cartas para ocupar los puestos titulares de las secretarías que le acompañarán en lo que será el largo y pedregoso viaje 2018-2024. En este espacio le hemos dado seguimiento al nombre de quien será el nuevo titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV). En una nota anterior puntualizábamos ocho datos que nos daban la evidencia de que la persona preferida por el nuevo gobernador es el diputado local Zenyazen Escobar García.

Lo que apuntamos en aquella nota (cfr. Dos finalistas para la SEV) no pretende describir un deseo, ni discutir quién de los varios mencionados es capaz o no, si el propio aludido es capaz o no, ni quién tiene currículum o no, ni quién se lo merece o no, o si hay otros nombres o no. Pretendimos enlistar ocho evidencias que, desde nuestro observatorio (un sofá de cesante), apuntan a que, independientemente de cualquier consideración, el diputado es la persona que le gobernador desea en el cargo. Nada menos, nada más que eso.

Acaba de aparecer otro dato que sostiene el análisis que hemos esbozado. En este viernes 28 de septiembre dijo el gobernador electo por Morena que el nombre del titular de la SEV será dado a conocer hasta el primero de diciembre. Consideramos que las razones para que lo haga así son dos. En primer lugar deben esperar el gobernador y el diputado a que este último concluya su mandato en la legislatura en la primera semana de noviembre. En segundo lugar, el nombramiento de la SEV irá al final porque quizá se convierta en el más polémico de los nombramientos. Se prestará a la crítica, incluso a la descalificación, como ninguno otro. Por eso la posposición del anuncio.

Así, lo mejor es dejarlo hasta el final, hasta el 30 de noviembre como lo hacía el PRI ortodoxo de las épocas clásicas, o hasta el primero de diciembre, como ya lo ha dicho el gobernador electo, para que sea una medida consumada ante los críticos. Lo peor que podría pasar es que ante las protestas de algunos grupos magisteriales, el secretario Zenyazen despache temporalmente en espacios alternos a los oficiales de la SEV mientras se negocian espacios administrativos con los inconformes (aunque nada impide que se pongan de acuerdo desde ya). Creemos que de estos dos hechos ya citados se deriva la tardanza en nombrar en (pen)último lugar al titular de una secretaría que en cualquier gobierno sería la primera en designarse.

El magisterio veracruzano está formado de varios sindicatos y múltiples grupos internos. El viernes 5 de noviembre de 2010, recién electo como gobernador de Veracruz, y rumbo a la que sería su toma de posesión, el hoy sentenciado Javier Duarte de Ochoa se afilió al grupo interno de la Sección 32 del SNTE conocido como Equipo Político (EP), en las instalaciones magisteriales de Paso de Doña Juana, Veracruz. Ocho años después, un nuevo gobernador jarocho, el actual gobernador electo por Morena, se asume como miembro de un grupo alterno al citado Equipo Político (vinculado al PRI) que perdió el primero de julio una preponderancia estatal de muchos años, de toda la vida, al desaparecer hace un año quien fue su líder histórico. El grupo magisterial del actual gobernador electo es el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), del cual el candidato a la SEV, Escobar García, aparentemente aparece ya fuera. Es lo de menos: el gobernador electo lo tiene firmemente in pectore. Grupos vinculados a Morena han arropado al hipotético secretario después de esos jaloneos con el MMPV y notas diversas (algunas anónimas) la han enderezado contra el movimiento.

En lo federal y en lo local viene para Morena la etapa de gobernar. Está en marcha la etapa de las fotos. De una fotografía estaremos atentos: un evento magisterial a celebrarse el próximo sábado seis de octubre en el mismo lugar donde hace ocho años, en noviembre de 2010, Javier Duarte de Ochoa se tomó la foto, en Paso de Doña Juana. No sabemos si hay la pretensión del nuevo gobernador veracruzano de tomarse, después de la del lunes 13 de agosto, otra foto en el lugar y en las circunstancias políticas (situación de gobernador electo) donde se la tomó Javier Duarte hace ocho años. Si ocurriese estaríamos ante una falla de lectura política del nuevo gobierno estatal por razones que explicamos enseguida: si el propuesto secretario Esteban Moctezuma no convoca expresamente a sindicatos para que asistan a sus foros de consulta (bit.ly/2N6ryFf), lo hace por algo, quizá por indicaciones superiores. Si el nuevo presidente López Obrador y el propuesto secretario Moctezuma no se toman la foto con nadie del SNTE es una sugerencia para que ningún otro agente se la tome. Las indicaciones son obvias.

El nuevo gobierno veracruzano vive la obligatoria curva de aprendizaje. Enfrenta también el nombramiento del titular de la SEV con un candidato finalista muy notorio. (Del resto se dejó de hablar hace semana y media. Apenas Eduardo Carreón Muñoz aparece en sus redes sociales con su temaEducación por la paz; interesante sería saber quién le ayuda a juntar gente que le escuche). Sólo cierta senadora o alguien en el altiplano podrían plantear la necesidad de un perfil alterno para ocupar una secretaría tan importante como la SEV. La academia, los medios de comunicación y los grupos magisteriales no afectarán lo que parece ya una decisión tomada muy en firme y que será anunciada el primero de diciembre.

   Twitter @WenceslaoXalapa