Xalapa, Veracruz; México 17 de Agosto. de 2018       Visitas: 1,168,696   Hits: 14,492,563
Álvaro Belin Andrade
Hora libre
Yunes Márquez seguirá cargando el ataúd de Duarte  

Yunes Márquez seguirá cargando el ataúd de Duarte

 

No hay mucha novedad: lo que el padre hace tiene repercusión en la campaña del hijo. Luego del show mediático por la liberación de una orden de aprehensión contra Karime Macías de Duarte y la solicitud para que la PGR solicite ficha roja a la Interpol para localizarla, ha quedado claro que la estrategia electoral que le fue propicia al actual gobernador será retomada por el hijo.

Este lunes en Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez anunció la creación de la Fiscalía Especializada para el caso Duarte, como parte de su Estrategia Porvenir con transparencia, honestidad y buen Gobierno.

Yunes Márquez dijo que esta fiscalía especializada para el caso Duarte estará dedicada 100 por ciento a cinco tareas: Dar curso legal a todas las carpetas de investigación que se han iniciado y las que pudieran iniciarse; Llevar ante la justicia a los responsables de los hechos de corrupción; Investigar el destino de los recursos y proceder a recuperarlos con acciones, tanto en México como en el extranjero; Coadyuvar con la PGR en la integración de averiguaciones previas y carpetas de investigación que tengan como objetivo sancionar a los responsables, y recuperar los recursos y bienes, y Colaborar con la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano de Fiscalización Superior del Estado para lograr estos objetivos.

Según el candidato panista, aún quedan responsables que llevar a la justicia, así como bienes y cuentas bancarias en México y en el extranjero que se pueden recuperar, por lo que “no descansaré hasta terminar de hacer justicia para nuestro pueblo”.

Esto dijo en la comodidad de un espacioso salón provisto de aire acondicionado y bocadillos. Y está bien. Que agarren a los corruptos que formaban parte de la banda criminal que encabezaba Duarte y, en cierto sentido, también su esposa Karime, quien siempre pensaba que merecía la abundancia. El problema es que para llegar al puesto que añora y para cuyo propósito su padre ha detenido prácticamente la marcha de su gobierno, están usando a varios de esos cómplices de Javier Duarte.

 

¿Les voltearán la espalda a los sucios aliados?

 

Me uno a las reflexiones de una amiga sobre la honestidad de los candidatos y colaboradores de Miguel Ángel Yunes Linares. Los primeros que menciona son los hijos de Ricardo García Guzmán: Rodrigo García Escalante, quien llegó al Congreso local como diputado del PVEM, siempre plegado a las decisiones de la bancada panista  al grado que ahora es candidato blanquiazul, y su hermano Ricardo, quien fue alcalde priista de Pánuco y al que Yunes Linares golpeó en su visita a ese municipio durante su campaña y que ahora va para diputado federal por el PAN.

No hay que olvidar que el ahora gran amigo de los Yunes azules, Ricardo García Guzmán, llegó a la Contraloría General en el sexenio de Miguel Alemán Velasco con una mano atrás y otra adelante, lo que contrasta con la enorme fortuna que hoy ostenta la familia, en parte derivado –según cuentan– de chantajes a funcionarios que él puso en capilla para que cayeran con su mochada y poder salvar el pellejo. La suerte lo puso también como Contralor del régimen de Duarte, donde siguió la práctica, además de ocultar la enorme corrupción de un gobernador que hoy es cliente preferido de los Yunes para ganar comicios.

Otro personaje funesto que actúa como delincuente electoral de los Yunes en el sur de Veracruz, pese a haber salvado el expediente ministerial que lo señala como asesino intelectual de uno de sus regidores en Las Choapas, es Renato Tronco, quien fue alcalde de su tierra y luego lo mandaron a caballo al Congreso local bajo las siglas PRI-PVEM; hoy es un aliado de Yunes Márquez, pese a haber sido cómplice de Javier Duarte (a quien al final traicionó).

Gracias a ello, Renato Tronco Gómez, considerado por el PAN como un fuerte ariete en contra de Morena, ha logrado no solo ir como candidato a diputado federal por el Distrito XI, con cabecera en Coatzacoalcos por el PAN y el PRD, sino que su hermano Miguel Tronco vaya por la diputación local por Coatzacoalcos y su nuera Marisela Uribe Esquivel por la de Minatitlán. Así de caras las estampitas que le ha vendido este personaje a Yunes Linares, a quien no le importa manchar al PAN con tal de empujar a su hijo.

Y cómo ven a Vicente Benítez González, que fue Tesorero de la Sefiplan y Oficial Mayor de la SEV durante el gobierno de Javier Duarte, señalado de llevar la parte más ominosa del saqueo de recursos públicos que supuestamente dicen castigar tanto el padre como el hijo, protegido absolutamente bajo el manto de impunidad que le otorga el gobernador, a cambio de operar a favor de su hijo, pese a las acusaciones formuladas por la Auditoria Superior de la Federación por firmar cheques de los desvíos de recursos a empresas fantasma.

Vicente Benítez, quien actuó con el fuero de la diputación local otorgado por el PVEM, hoy aspira a una diputación federal plurinominal por el Partido Nueva Alianza (Panal), una franquicia que ha comprado para operar apoyos político-electorales para los candidatos panistas desde la elección municipal pasada, y que en este proceso le alcanzó para nominar a una candidata a gobernadora cuyo único objetivo es golpear a Morena.

En la misma circunstancia está el diputado local, supuestamente ligado al PRI, Juan Manuel del Castillo, quien fue señalado del desvío de multimillonarios recursos públicos mientras se desempeñó como subsecretario de Ingresos de la Sefiplan, en el gobierno de Duarte, e incluso fue citado en una de las audiencias celebradas en Guatemala, para la extradición de Javier Duarte, de haber estado a cargo de todas las operaciones de facturación con diversas empresas fantasma. La empresa Intermercado lo señala de haber desviado 22 millones de pesos de las nóminas de los empleados públicos, cuyo destino era el pago de créditos.

Otro personaje de negro pasado y negrísimo presente es el diputado federal Jorge Carballo Delfín, quien sirvió a (y se sirvió de) Fidel Herrera y Javier Duarte, durante cuyos regímenes se enriqueció a niveles demenciales y, tras hacer algunas devoluciones en privado a Miguel Ángel Yunes Linares, consiguió el manto azul de la impunidad. Su papel, además, es el de operar en las cloacas tanto los apoyos políticos a Yunes Márquez como la manipulación de las instancias electorales.

Estos son apenas los más relevantes aliados de Miguel Ángel Yunes Linares, los que muestran que la justicia puede esperar cuando el interés familiar así lo dicta. La pregunta es: en caso de ganar, lo cual es  muy remoto, ¿pondrá Miguel Ángel Yunes Márquez en manos de la justicia a esos corruptos que hoy le están prestando servicios inmejorables para acercarse con mejores resultados en las urnas el próximo 1 de julio?

 

Piden a Yunes sacar las manos de la elección; no hará caso

 

Ayer abordamos la vacilada que la Fepade se aventó con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, según la cual el mandatario estaría de acuerdo en blindar el proceso electoral y no meter las manos en la elección, cuando lo que todo Veracruz está viendo es que actúa como su gemelo Fidel Herrera Beltrán, metiendo no solo las manos sino el cuerpo entero y, para desgracia de su hijo, también las patas.

Este lunes ha salido la Organización Nacional Anticorrupción (Onea), a través de su director general Iván Gidi Blanchet, a exigirle al mandatario veracruzano y a su gabinete, justo que deje de usar los programas sociales con fines electorales, luego de denunciar el clientelismo electoral que amenaza los comicios del próximo domingo 1 de julio en Veracruz.

Y se lo dijeron con todas las palabras: “Deje ya de obstaculizar el desarrollo de las campañas, deje ya de malversar recursos públicos y, sobre todo, deje ya de propiciar un clima de intolerancia e inseguridad”.

Gidi Blanchet lamentó la intervención del Gobierno del Estado en la movilización, coacción y compra del voto, además del condicionamiento de programas sociales, lo que ha empañado el proceso electoral en Veracruz.

Además, exhortó a Yunes Linares a conducirse con apego a la legalidad, pues los veracruzanos desean elecciones libres y justas. “Le decimos no a la intimidación, no a la corrupción, no a una elección de Estado”. Alertó de que las organizaciones de la sociedad civil vigilarán el desarrollo de la elección del 1 de julio y la actuación de las autoridades electorales de Veracruz y de la federación para que se respete la ley.

“Sobre todo, hacemos un llamado a la sociedad a que participe sin miedo, libre y democráticamente, a que vigile la elección y defienda su voto. Debemos ejercer nuestro voto fuera de las estructuras clientelares. Nuestro voto vale más que los beneficios directos o indirectos que puedan ofrecernos”, dijo el directivo de ONEA en conferencia de prensa.

Por desgracia, esta petición ni siquiera lo despeinará ni le quitará esa sonrisa maquiavélica.

  

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter: @AlvaroBelinA | http://formato7.com/author/abelin/