Xalapa, Veracruz; México 19 de Noviembre. de 2018       Visitas: 1,222,611   Hits: 15,092,107

No supongamos y mejor propongamos, pide Enríquez Ambell a MORENA en tema de monederos electrónicos Chedraui

Grupo Acontecer

*El Legislador del PAN dijo que los Monederos ni infringen la Ley ni coaccionan el voto

 

*Adelantó que el Programa Veracruz Comienza Contigo pretende incorporar mayores negocios comerciales en todo el estado

 

En ningún sentido se infringe la Ley, ni se coacciona el voto de forma alguna, ya que los llamados monederos electrónicos Mi Chedraui no dan dinero, sostuvo este jueves el diputado José Luis Enríquez Ambell, presidente de la Comisión de Procuración de Justicia en la LXIV Legislatura del Estado, quien pidió a MORENA que en lugar de suponer mejor propongan acciones viables en favor de la sociedad veracruzana.

 

 

“Este es un mecanismo electrónico en el que se apoya a las familias a través de descuentos que benefician a los propios clientes que realizan compras en los establecimientos que cuentan con convenio para tal efecto”, precisó el legislador de la bancada panista en el Congreso.

 

 

Detalló que los monederos electrónicos son resultado de un convenio de colaboración entre la Secretaría de Desarrollo Social y las tiendas Chedraui con el propósito que los beneficiarios del programa “Veracruz Comienza Contigo” obtengan un porcentaje de sus compras de manera permanente, por lo que no se otorgan apoyos que puedan ser considerados para coaccionar el voto, como lo suponen el candidato a la gubernatura y el dirigente estatal de MORENA.

 

 

En entrevista en sus oficinas del Congreso adelantó que el programa pretende incorporar mayores negocios comerciales a lo largo y ancho del Estado para que los beneficios económicos lleguen a mayor número de familias en situación de vulnerabilidad.

 

 

Finalmente pidió no politizar el tema de los monederos, ya que esas bonificaciones se hacen derivado de las compras realizadas por los propios beneficiarios ayudándose en su día a día y su economía.